logo

NUEVO BLOG DE JYOTISH
SUBSCRÍBETE

 

SAPHALA EKADASHI

 

SAPHALA

EKADASHI

3

 

Mes Védico
Mes Vaishnava
Mes Occidental

Pausha - Krsna

Narayana Mase
Dic-Ene/Fase Menguante



Yudhisthira Maharaja dijo: “¡Oh, Sri KRSNA!, ¿Cuál es el nombre del Ekadashi que ocurre durante la quincena oscura del mes de Pausa (Diciembre-Enero)?. ¿Cómo se observa y qué deidad debe ser adorada en este día?. Por favor nárrame  esto completamente Oh, Janardana.”

     La Suprema Personalidad de Dios dijo: “¡Oh, el mejor de todos los reyes!, Por tu deseo de escuchar, Yo podré describirte plenamente las glorias de Pausa-KRSNA Ekadashi. Yo no me siento satisfecho totalmente por un sacrificio o caridad, tal como me siento satisfecho cuando mis devotos observan un ayuno en Ekadashi, el día del Señor Hari.”

     “¡Oh, Yudhisthira!, Yo te pido que escuches con toda tu inteligencia las glorias de Pausa KRSNA Ekadashi, que cae en Dvadashi. Tal como te explique con claridad anteriormente,  uno no debe diferenciar entre los diversos Ekadashis. ¡Oh, rey!, Para el beneficio de la humanidad voy ahora a describirte el proceso de observar Pausa-KRSNA Ekadashi.”

     “Pausa KRSNA Ekadashi también es conocido como Saphala-Ekadashi. En este sagrado día uno debe adorar al Señor Narayana, pues Él es su deidad regente. Uno debe seguir previamente los métodos descritos de ayuno. Entre las serpientes, Sesa-naga es la mejor; entre los pájaros, Garuda es el mejor; entre los sacrificios, el sacrificio de Asmavedha yajña es el mejor; entre los ríos, Madre Ganga es la mejor; entre los dioses, el Señor Vishnu es el mejor; entre los seres de dos piernas, los brahmanas son los mejores; y así entre los días de ayuno, Ekadashi es el mejor.”

     “Oh, principal de todos los reyes nacidos en la dinastía de Bharata, quien quiera que observe estrictamente Ekadashi, se vuelve muy querido y adorable para mí en todo sentido. Ahora escucha como, describo el proceso de observar Saphala Ekadashi.”

     “En Saphala Ekadashi, mi devoto debe adorarme ofreciéndome frutas frescas de acuerdo al tiempo, lugar  y circunstancias, y  meditar en Mí como la Personalidad de Dios más auspiciosa de todo. Él deberá ofrecerme fruta jambira, betel, granada, coco, guayabas, clavo de especias mangos y diferentes clases de especias aromáticas. Él también deberá ofrecerme inciensos, resplandecientes lámparas de Ghee. Por ofrecerme lámparas de Ghee en Saphala Ekadashi, es sumamente glorioso. El devoto debe intentar permanecer despierto toda la noche. Ahora por favor  escucha con mucha atención, como te digo,  cuanto mérito es ganado por ayunar y permanecer despierto toda la noche.”

     “¡Oh, mejor de los reyes!, No hay sacrificio o peregrinaje, igualado o mejor al ayuno observado en Saphala Ekadashi, particularmente si en tal ayuno uno permanece despierto toda la noche, concede un mérito igual, como si el  devoto fiel hubiese realizado austeridades por cinco mil años. ¡Oh, rey de reyes!, Por favor escucha la gloriosa historia de este Ekadashi.”

     “Había una vez una ciudad  llamada Champavati que estaba gobernada por un santo rey llamado Mahismata. Tenía cuatro hijos, el mayor de ellos, Lumpaka, siempre estaba dedicado a realizar muchas actividades pecaminosas: sexo ilícito con las esposas de otros, juegos de azar, y tenía constante asociación con prostitutas conocidas. Sus malos actos redujeron las riquezas de su padre, el rey Mahismata.”

     Viendo la condición de su hijo, Lumpaka, que llegó a ser muy criticado por los semidioses y brahmanas, ya que cada día blasfemaba a los Vaishnavas. El rey Mahismata exilió a su hijo al  bosque. Temeroso el rey, al igual que sus compasivos parientes que no defendieron a Lumpaka, tan así de molesto estaba el rey, como de pecaminoso que era Lumpaka.

     Aturdido en su exilio, Lumpaka pensó a sí mismo: “Mi Padre me ha enviado lejos y ni siquiera mis parientes  levantaron ninguna objeción. ¿Qué puedo hacer yo ahora?.”

     El pecaminosamente planeó y pensó: “Disimuladamente puedo regresar a la ciudad cuando caiga la oscuridad y despojar así las riquezas de la ciudad. Durante el día permaneceré  en el bosque y en la noche retornaré a la ciudad.”

     Pensando así, Lumpaka entró al oscuro bosque. Mató a muchos animales por día, y por la noche robaba cosas valiosas de la ciudad. Los habitantes de la ciudad lo siguieron varias veces, pero por temor al rey lo dejaban solo. Ellos pensaron que esto podría haber sido causado por los pecados de sus nacimientos previos y que le habían hecho a él perder sus facilidades reales y actuar tan pecaminosamente. Lumpaka pensó: “Un comedor de carne, también podría comer frutas todos los días.”

     Él vivía debajo de un antiguo árbol baniano que era muy querido por el Señor  Vasudeva. Muchos lo adoraban  como el dios de todos los árboles del bosque.

     En el transcurso del tiempo, justo cuando Lumpaka estaba haciendo muchas actividades pecaminosas y abominables, llegó Saphala Ekadashi. En la víspera de Ekadashi, Lumpaka tuvo que pasar la noche entera sin dormir porque el severo frío y su escasa ropa de dormir se lo impedían. El frío no solo le quitó su paz sino que por poco lo mata. Pero después el Sol apareció. Sus dientes estaban rechinando y él estaba casi en coma durante toda la mañana de ese día, que no podía despertar de su estupor.

     Cuando llegó el mediodía de Saphala Ekadashi, el pecaminoso Lumpaka finalmente se levantó de su lugar bajo el árbol baniano. Pero con cada paso que daba tropezaba como un hombre cojo, caminó lentamente sufriendo terriblemente de hambre y sed en el medio de la jungla.  Así de débil estaba Lumpaka que no pudo matar un solo animal ese día. En vez de eso, se sintió obligado a recoger cualquier fruta que había caído al suelo. Entre tanto, cuando regresó al árbol baniano el ocaso del Sol se había puesto. Colocando las frutas del suelo cerca de él, Lumpaka empezó a llorar: ¡Oh, Padre!, ¿Qué podré hacer yo de mí?. Querido Padre, ¿En qué es lo que me has convertido?. ¡Oh, Señor Hari!, Sé misericordioso conmigo y acepta estas frutas.”

     Otra vez, él estaba forzado a permanecer despierto toda la noche sin dormir, mientras tanto, la Suprema Personalidad de Dios Madhusudana,  se había sentido complacido del ofrecimiento de frutas silvestres de Lumpaka y Él las aceptó. Lumpaka había observado de mala gana un ayuno completo en Ekadashi, y por el mérito que él  recibió ese día recobró su reino sin ningún obstáculo.

     “Escucha, ¡Oh, Yudhisthira!, Lo que sucedió con el hijo de Mahismata.” Cuando el Sol apareció bellamente al día siguiente de Ekadashi, un hermoso caballo se apareció ante Lumpaka y se paró cerca de él. Al mismo tiempo una voz sonora se escuchó del cielo que decía: “Este caballo es para tí Lumpaka, móntalo y dirígete a tu familia. ¡Oh, hijo del rey Mahismata!, Por la misericordia del  Señor Vasudeva y del mérito que has adquirido por observar Saphala Ekadashi, tu reino regresará a tí sin ningún problema. Así es el beneficio que tú has ganado por ayunar en este auspicioso día. Anda ahora donde tu Padre y disfruta de tú legítimo lugar en la dinastía.“

     Al escuchar estas celestiales palabras, Lumpaka montó el caballo y regresó a la ciudad de Champavati. Por el mérito que él había ganado por ayunar  en Saphala Ekadashi,  se había vuelto un apuesto príncipe y una vez más  fue capaz de absorber su mente en los pies de loto de la Suprema Personalidad de Dios, Hari. En otras palabras,  se había vuelto un devoto puro.

     Lumpaka ofreció a su Padre, el rey Mahismata, sus humildes reverencias y una vez más aceptó sus responsabilidades principescas. Mirando a su hijo decorado con ornamentos Vaishnavas y Tilaka, el rey Mahismata le dio su reino y Lumpaka lo reinó por muchos años. Cada vez que Ekadashi aparecía, él adoraba a la Suprema Personalidad de Dios con gran devoción y por la misericordia del Señor Sri KRSNA, obtuvo una bella esposa y un espléndido hijo. En su vejez, Lumpaka cedió su reino a su hijo,  tal como lo hizo su padre con él, el rey Mahismata. Después de eso se fue al bosque a servir a la Suprema Personalidad de Dios, con el control de la mente y de  los sentidos. Purificado de todo deseo material, él dejó su cuerpo y regresó a casa, regresó al Supremo, obteniendo un lugar cerca de los pies de loto del Señor Sri KRSNA.

     “¡Oh, Yudhisthira!, Aquel que se acerca a mí  tal como Lumpaka lo hizo, se liberará de la  lamentación y ansiedad. Ciertamente, aquel que apropiadamente observa este glorioso Saphala Ekadashi, sin siquiera conociéndolo como Lumpaka, llegará a ser famoso en este mundo. Llegará a estar perfectamente liberado de la muerte y regresará a Vaikuntha. De esto no hay ninguna duda.”

     Aquel que simplemente escucha las glorias de Saphala Ekadashi obtiene el mismo  resultado derivado  por  ejecutar el  Rajasuya-Yajña o al menos va al cielo en su próximo nacimiento.

     De este modo termina la narración de las glorias de Pausa KRSNA Ekadashi o Saphala Ekadashi de Bhavisya-Uttara Purana.


Traducido por Ramanuja Das

 

Reglas Básicas

Meditación

Historias de los 26 Ekadashis

Ekadashi Vrata



Home

Información de contacto

CENTRO CULTURALE
BHAKTIVEDANTA LIBRARY BIBLIOTHE'
VIA CELSA 4/5 ROMA-ITALIA

Teléfono


0039-3209106157

Correos electrónicos

Información general: ramanuja108@hotmail.com
Pagos paypal: ramanuja108@live.com
 

Principal ] Lo Basico ] Articulos ] Cursos ] Servicios ] Enlaces ] Libros ] Revistas ] Vastu Shastra ] Ayurveda ]

Enviar correo electrónico a   astrohindu@yahoo.com para solicitar servicios o para hacer comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2014 Servicios Jyotish
Última modificación: 08 de Noviembre del 2014

Segunda Página de Jyotish: http://jyotirveda.blogspot.com/

 

FACEBOOK

fb2

FANPAGE

fcp

FACEGROUPS

fcg

YOUTUBE

YT